viernes, 23 de junio de 2017

Problemas en la Frontera, 1855.


Un incidente que pone en la mira internacional a Vidaurri y que por poco empieza una guerra con los Estados Unidos.

El 7 de octubre de 1855, un grupo de vandalos tejanos, invaden la frontera de Coahuila, en las cercanías de Piedras Negras. Saquean e incendian viviendas y negocios. La fechoría alarmó a Vidaurri, quien ordenó la concentración de sus fuerzas en Monterrey y mandó cuatro compañías con
 cinco piezas de artillería a proteger la frontera de Coahuila; la alarma creció cuando se supo que en San Antonio, Texas, se preparaba una expedición invasora.

Vidaurri, acusaba al gobierno americano de solapar aquellas tropelías y anunciaba que ya reclutaba más gente para salir en defensa de su territorio.

La denuncia caló tanto, que el cónsul americano en Monterrey y el propio embajador desde México, le dieron explicaciones, condenando el incidente; hasta el secretario de Estado, desde Washington, se dirigía a Vidaurri para decirle que las incursiones indígenas sobre Texas no justificaban la violación del suelo mexicano y la destrucción de propiedades.

Todo esto le sirvió a Vidaurri para así proteger sus propios fines y justificaría sus futuras maniobras, ganando de paso la consideración del gobierno americano que observaba cómo el caudillo norteño perseguía enconadamente a los vandalos e indígenas por igual; ahora Vidaurri por otra parte, da fe de su patriotismo al gobierno del país.




¡Siéntete orgulloso de tus raíces y de tu patria neoleonesa!


#Lee #Estudia #Investiga #Aprende #Difunde y #Comparte #EsPorNuevoLeón

martes, 13 de junio de 2017

Desde la República del Río Grande - Una Historia Personal del Lugar y la Gente.


"From the Republic of the Rio Grande - A Personal History of the Place and the People"(Desde la República del Río Grande - Una Historia Personal del Lugar y la Gente, 2013) por Beatriz de la Garza.


La República del Río Grande tuvo una breve y tenue existencia(1838 a 1840) antes de que la mayor parte fue reabsorbida por México y el resto anexada por los Estados Unidos. Sin embargo, esta región que se extiende del Río Grande ha conservado su identidad cultural distintiva hasta la actualidad.

Su lugar de nacimiento y su gente son los temas de este trabajo, que fusiona las memorias familiares y la historia fronteriza.

"From the Republic of the Rio Grande", trae nuevas ideas e información para el estudio de las culturas transnacionales mediante la elaboración de documentos familiares complementadas por otras fuentes originales, crónicas locales y trabajos académicos. De la Garza ha formado una historia de esta zona desde la perspectiva de las personas involucradas en los hechos relatados. De la Garza tiene un enfoque personal, la mayoría de las secciones empiezan con una observación personal o experiencia que lleva al motivo central, si esta es la identidad compartida de los habitantes, su orgullo en su biculturalismo y el bilingüismo, o su profundo apego a la tierra de sus antepasados.


Beatriz de la Garza.
"Sí, hubo tal lugar(República del Río Grande) por un breve, si no un brillante momento (los años; 1839 a 1840, más o menos), cuando la gente de los barrios bajos del Río Grande y sus vecinos lucharon por afirmar su autonomía contra dos países. La República de México y la recién declarada República de Texas. Las áreas insurgentes abarcaron los estados del norte de México de Tamaulipas (La antigua provincia de Nuevo Santander, que había incluido Texas, al sur del río Nueces.), Nuevo León y Coahuila. 

Era natural que estos asentamientos vincularan sus destinos en este empeño, como lo habían hecho en días anteriores, ya que debían su existencia a un ímpetu común; La colonización española. Durante más de doscientos años después de que los españoles pusieron por primera vez el pie en el Norte, la parte norte de la Nueva España permaneció fuera del alcance español.

Varias veces, comenzando en el 1500s, los españoles habían intentado colonizar esta área y varias veces habían fallado. Los habitantes humanos no eran menos hostiles."- Beatriz de la Garza(extracto tomado del capítulo uno "The Republic of the Rio Grande").


El Museo de la República del Río Grande.
El Museo de la República del Río Grande.
El Museo del Capitolio de la República del Río Grande localizado en Laredo, Texas. En 1840, la estructura sirvió como la capital de la República del Río Grande.
(fotos del museo tomadas por miembros de Orgullo NeoLeonés).


¡Siéntete orgulloso de tus raíces y de tu patria neoleonesa!


#Lee #Estudia #Investiga #Aprende #Difunde y #Comparte #EsPorNuevoLeón

lunes, 12 de junio de 2017

Operación Pastorius, La Historia del Espionaje Nazi desde Monterrey.

¡Solo como un dato curioso!


"Operación Pastorius, la historia del espionaje nazi desde Monterrey" por el escritor e investigador Juan Alberto Cedillo.

Esta investigación está sustentada principalmente en documentos desclasificados por el Archivo Nacional de Washington D.C., 
Estados Unidos.

Aún antes del inicio de la Segunda Guerra Mundial, los Nazis diseñaron una serie de planes detallados para atacar Estados Unidos. Operación Pastorius fue un fallido plan que realizaron agentes de la Abwehr para apoyar desde la frontera norte en México.

Guido Otto Moebius
Meses antes de que arrancara ese proyecto, el aparato de espionaje en México comenzó a infiltrar agentes nazis a los Estados Unidos. El principal colaborador en esta actividad era un importante empresario alemán de Monterrey llamado Guido Otto Moebius, actuaba como "el jefe de la organización nazi local que incluye a 150 soldados perfectamente entrenados", y quien tenía una poderosa antena de radiotransmisor para recibir órdenes de Berlín. Otto Moebius desarrolló gran actividad en compañía de los alemanes Kitscha y Massa.

Guido Otto Moebius fue uno de los industriales pioneros que contribuyeron enormemente en la cimentación del actual progreso y que dio fama y prestigio a nuestra ciudad. Nació un 18 de agosto de 1860 en Chursutz, Alemania. Fue en 1893 que Guido Moebius incursiona en la industria regiomontana, estableciendo su negocios en una pequeña casa de la ciudad. Desde el inicio se dedicó a la producción de productos higiénicos y medicinales. Apenas si instaló su primer local, Guido se dio a la tarea de construir una fábrica al noroeste de la ciudad, por ello compró dos manzanas que colindaban con la Calzada Unión y Calzada del Progreso (hoy Avenida Madero y Ave. Pino Suárez).

Ernest Bloch
Ernest Bloch (Uno de 150,000 hombres de origen judío que sirvió en el ejército alemán durante la Segunda Guerra Mundial), quien comandaba a la IWI(División Económica del Servicio de Inteligencia por sus siglas en alemán), revisó una lista para seleccionar quién viajaría a la República Mexicana. El responsable debería conocer muy bien y hablar el idioma español e inglés y estar capacitado para el espionaje. Entre los espías fueron escogidos Georg Nicolaus Knauer, Walter Baker, Roberto Trauwitz Amezaga, un marinero alemán de apellido Juettner, un barón llamado Friedrich Kart Von Schelebrugge y el polaco Edgard S. Weisblat. Otros espías eran Fritz Muller, Max Weber y Hans Hellerman, todos relacionados con la Gestapo.

Hilda Krüger
Hilda Krüger fue directamente enviada por el poderoso Dr. Joseph Goebbels, el Ministro de Propaganda del Tercer Reich. Krüger llegó a Monterrey el 9 de febrero de 1941.

No se sabe mucho sobre el tiempo de Hilde con los espías en Monterrey  y no está claro con quién estaba trabajando. A finales de 1941 Canaris se había vuelto resentido por los nazis y comenzó a trabajar para la resistencia subterránea para expulsar a Hitler del poder. Por lo tanto, nunca sabremos si Hilde estaba trabajando para los nazis o indirectamente trabajando para la resistencia Nazi alemana en ese momento, o si sabía para quién estaba trabajando. Uno sólo puede preguntarse qué tratos de la parte posterior del sitio fueron hechos entre ella y ésos en el poder para su propia supervivencia. Como nota, su mentor Canaris se enfrentaría a la ejecución por su participación en el complot de 1943, en un plan para asesinar a Adolf Hitler.

Los Presidentes Manuel Ávila Camacho y Franklin D. Roosevelt acordaron reunirse en Monterrey, el 20 de abril de 1943. Discutieron estrategias para la defensa de sus fronteras y la seguridad de ambas naciones.
La escena que se desarrolló en el majestuoso Palacio de Gobierno de Nuevo León ahora resulta cómica: el mandatario estadounidense, contando secretos de Estado para combatir al Tercer Reich con su homólogo mexicano, sin sospechar que el hombre que lo traducía era un agente que colaboraba con Nicolaus, Roberto Trauwitz Amezaga y que incluso su hermana era la líder de las Juventudes Hitlerianas en México.


Reunión entre los presidentes Manuel Ávila Camacho y Franklin D. Roosevelt en Monterrey, el 20 de abril de 1943.. 
¡Otro dato curioso!



Cuando El presidente Lázaro Cárdenas ordenó la nacionalización de la industria petrolera, el 18 de marzo de 1938, Gran Bretaña y los Estados Unidos reaccionaron con un boicot a México y exigieron a sus aliados que no le compraran crudo a la empresa recién creada por Cárdenas: Petróleos Mexicanos. Adolfo Hitler y Benito Mussolini rechazaron el boicot y gracias a ello se convirtieron en los salvadores de la paraestatal mexicana. El petróleo mexicano que recibía la Alemania nazi, era procesado en sus refinerías de Hamburgo, donde se producía el combustible que utilizaba su fuerza aérea, la Luftwaffe. El presidente Lázaro Cárdenas le vendió petróleo a Hitler, a la Italia fascista de Mussolini y al Japón del emperador Hiroito como una medida para salvar su decreto de expropiar el energético a las empresas británicas, holandesas y estadounidenses.

Lázaro Cárdenas.
¡Siéntete orgulloso de tus raíces y de tu patria neoleonesa!


#Lee #Estudia #Investiga #Aprende #Difunde y #Comparte #EsPorNuevoLeón

domingo, 28 de mayo de 2017

Lealtad a la bandera.


Descontentos con la política del gobierno centralista mexicano, Se realizó la creación de un gobierno provisional con un gabinete a la sombra, cuyo objetivo era tener bases autonómicas y una soberanía fundamentada en la Constitución de 1824, Manuel María de Llano se caracterizó por ser un político liberal simpatizante con el sentimiento regionalista del área. En su equipo de trabajo integró a célebres y polémicos regionalistas como Jesús de Cárdenas, electo presidente de la nueva nación insurgente, Francisco Vidaurri y Villaseñor, gobernador representante de Coahuila, Juan Nepomuceno Molano, gobernador representante de Tamaulipas, Antonio Canales Rosillo, comandante en jefe de ejército de la República del Río Grande, José María Jesús Carbajal como secretario y Santiago Vidaurri. Declararon su independencia en 1838.

Se dice que el 28 de enero de 1839, Jesús de Cárdenas y partidarios de la rebelión colocaron la bandera de la República del Río Grande en la plaza del pueblo de Guerrero, Tamaulipas y cada uno beso la bandera como señal de lealtad.



Imagen tomada del Museo del Capitolio de la Republica del Río Grande en Laredo, Texas(Webb County Heritage Foundation).
Después, el 17 de enero de 1840, los gobernadores de cada estado acordaron en celebrar una convención en Laredo, donde formalmente organizaron su gobierno provisional de establecer un país autónomo en el norte de México.

El territorio reclamado por el separatismo riograndense abarcaría los territorios originales de esos tres estados. La capital era Laredo, originalmente la ciudad de Laredo era considerada territorio tamaulipeco, pues la República de Río Grande reconocía los límites al norte con el Río Nueces y no con el Río Bravo.

La rebelión duró 11 meses, de el 17 de Enero hasta el 6 de Noviembre del año 1840. Nunca fue reconocida por el gobierno centralista de Juárez, solo existió como una nación independiente insurgente contra el gobierno central.


En el museo de la República del Río Grande en Laredo, Texas incluye una réplica de la bandera. La bandera original fue probablemente capturada por el Ejército Mexicano centralista, y se cree que y tal vez este en el Museo de Chapultepec.